CIRCULAR
Newsletter

Historia

El arte del Jiu-Jitsu, definido por el maestro Jigoro Kano como el camino de obtener la victoria sobre el contrincante a través de la flexibilidad o de ceder a la fuerza, es según algunos historiadores un sistema de combate milenario que llega a Japón desde la India, país de gran influencia sobre la China antigua, y desde China pasó a Japón.

Estos historiadores coinciden que fueron las tropas de Alejandro Magno, practicantes de un arte marcial llamado Pankration (o pancracio, una mezcla de lucha libre y pugilismo) en cuyo arsenal técnico contaba con proyecciones, luxaciones y lógicamente las técnicas de golpeo del antiguo pugilismo.

Una vez en Japón, el sistema fue desarrollado y perfeccionado en batalla y adoptado por la clase samurái como parte de su instrucción de combate. Así, se le empezó a llamar de diferentes maneras, como Yawara o Kumi-Uchi. Los diferentes clanes samurái fueron estudiando y perfeccionando el sistema, surgiendo de esta evolución las diferentes escuelas (o ryu). Hoy en día aún perduran algunas de estas antiguas escuelas. Las ryu más destacables son la Takenouchi, la Kito Ryu, Yoshin Ryu o Daito Ryu entre otras.

En el año 1603 el shogun Tokugawa llega al poder y se inicia un profundo proceso de pacificación en todo el Japón. Los clanes guerreros pierden influencia y se transforman los sistemas de combate útiles para los campos de batalla. Se deja atrás el uso de la armadura, la lanza,etc. El sistema de combate cuerpo a cuerpo se acopla las necesidades del momento y pasa a ser usado por todo el mundo como sistema de defensa personal para los que no portaban armas. Ya empieza a llamarse Jiu-Jitsu (Arte de la flexibilidad), Tai-Jitsu (Arte del cuerpo) o Yawara-jitsu (Arte de la armonía).

Y fue esta época Tokugawa la de mayor esplendor en el Jiu-Jitsu. Fue en el siglo XIX (era Meiji) cuando empieza su decadencia. A raíz de esta etapa, el maestro Jigoro Kano,  practicante de escuelas de Jiu-Jitsu como la Kito Ryu o Tenjin Shinyo Ryu entre otras, desarrolló y creó su sistema Kodokan Ryu.

El maestro Kano creó su sistema como una forma más de Jiu-Jitsu, el cual adaptó a los nuevos tiempos creando una filosofía nueva de colaboración y amistad entre sus practicantes, factor que se refleja en su máxima Jita Kyoei – amistad y prosperidad mutua ­- creando a su vez un sistema nuevo de entrenamiento denominado Randori – práctica libre – e introdujo el tatami en los entrenamientos. Este estilo, con el paso del tiempo, se convirtió en deporte y pasó a llamarse Judo.

Fue a finales del siglo XIX y principios del XX cuando maestros japoneses comenzaron a viajar fuera de su país exportando a los diferentes países el arte del Jiu-Jitsu.

Fuentes consultadas:

El Jiu-Jitsu fue introducido en Europa de la mano del ingeniero inglés Edward Williams Barton-Wrigt, quien estuvo viviendo en Japón y fue practicante del Kodokan Judo y el estilo Shiden Fudo Ryu de Ju-Jutsu.

A su regreso a Inglaterra creó su propia escuela de Judo y Jiu-Jitsu e invitó a visitar Europa a los maestros japoneses Yukio Tani y Sada Kasu Uyenishi, conocido como Raku. Fue este maestro Raku quien trabajó en el circo de París y a través del cual vino a España e introdujo el Jiu-Jitsu.

Al mismo tiempo aparecieron en España otros maestros japoneses tanto de Jiu-Jitsu como de Judo, como fue Mitsuyo Maeda, apodado “Conde Koma”, quien posteriormente viajaría a Brasil y crearía las bases de lo que hoy es el Jiu-Jitsu brasileño.

No fue hasta mediados del siglo XX que el Gran Maestro Jose Manuel García García, Coronel de Infantería, empieza a construir lo que es hoy en día el Jiu-Jitsu en España. Sus primeros pasos fueron de la mano de Henri Birnbaum, uno de los introductores del Judo en España y alumno directo de Mikonosuke Kawaishi.

En 1977 el maestro J. Manuel García presenta en la Federación Española de Judo y Deportes Asociados su Programa de Defensa Personal y, al amparo de esta Federación, comienza a caminar el Jiu-Jitsu en España bajo su dirección y junto a Herny Birnbaum, Armando Barra y la colaboración de Emilio Serna y Juan Delgado.

 

BREVE HISTORIA DE LA FEDERACION ESPAÑOLA DE JIU-JITSU

Durante años, el Jiu-Jitsu en España ha formado parte de la Federación Española de Judo como deporte asociado, al igual que ha ocurrido con otras artes marciales como el Karate y el Taekwondo.

En junio de 2010 se constituye en Madrid la Unión Española de Jiu-Jitsu, (en adelante UEJJ) como entidad precursora de la FEJJYDA. En el 2011 se constituye la Federación Española de Asociaciones de Jiu-Jitsu gracias a la aceptación que tiene el proyecto entre otras asociaciones que deciden formar parte creando lo que hoy se reconoce como FEJJYDA. El primer presidente de la entidad fue el maestro Ángel L. González Humanes que, por su reconocida y dilatada carrera en el Jiu-Jitsu llevó esta Federación hasta el 2014, donde tomó el relevo el maestro Juan A. Delgado Senciales, actual presidente.

La Unión se formó gracias a la iniciativa de un grupo de jiu-jitsokas, dirigidos por el Maestro Ángel L. González Humanes, que decidieron llevar a cabo la escisión de la Federación de Judo, con la intención de constituirse posteriormente como Federación independiente y lograr el reconocimiento del Consejo Superior de Deportes, previo estudio técnico y legal de la viabilidad.